FANDOM


Todo el mundo celebraba, hoy era el cumpleaños de una chica, la gente la llamaba “Prodigio” aunque no es la palabra que ella elegiría para describirse, diría algo mas como normal. La chica sonrió al ver la cantidad de regalos que tenía, dos más que el año pasado, abrazo a su familia no eran pocos, pero podía contarlos con sus dedos de la mano, su abuela, su madre, su padre, sus tres hermanos mayores y sus dos tíos. Sintió que la llamaban y levanto la mano saludando a su grupo de amigas.
- Ángel ven rápido. –Grito Amelia su mejor amiga.
- Ya voy. –Grito la pequeña cumpleañera con sus 8 año recién cumplidos.
La chica se levantó de donde estaba sentada y se dirigió hacia sus amigas.
- Feliz cumpleaños. –Gritaron todas a la vez cuando ya estuvo lo suficientemente cerca.
- Gracias chicas. –Dice mientras sonreía llena de alegría pensando que era el mejor día de su vida.
Luego de cantarle el cumpleaños y abrir los regalos, la chica subió a su recamara. Dejo todos los regalos en una esquina, luego jugaría con ello, miro la ventana mientras veía la hermosa luna brillar como nunca, luego de unos segundos e acercó a su armario, de donde saco una hermosa caja plateada. Miro la caja atenta para luego abrirla y sacar una libreta negra, tomo el lápiz de la caja yse puso a escribir.
“¡Hola a todos!
Le escribo porque estoy muy feliz, hoy fue mi cumpleaños, espero que ustedes también estén bien, los extraño mucho a todos, me han pasado muchas cosas este año ¡Tengo amigas! Estoy genial, bueno me tengo que ir
Los quiere
Ángel”
Luego de terminar de escribir guardo el cuaderno y el lápiz, volvió a dejar la caja en su armario y bajo hacia el comedor, donde ya todos estaban sentados esperándola para comer.
- ¿La pasaste bien hoy? – Dijo su hermano.
- Sí, fue un bonito día. – Dice sonriendo mientras se sienta en la mesa- ¡Pizza! Mi comida favorita.
-  Le pedí a la cocinera que te cocinara pizza. – Dijo su madre.
- ¿En serio? Gracias. – Vuelve a hablar la niña.
- Espero que te guste, Ángel te tengo que decir algo. – Dice su madre mirando a la mesa con miedo.
- ¿Paso algo? – Pregunto la chica preocupada.
- Yo… no puedo seguir con esta farsa, ni nadie aquí. – Dice la madre mirando todavía la mesa, la chica levanta la vista enojada y mira a sus familiares, todos evitan su mirada incluso sus amigas.
- ¡No los necesito, a ninguno, todos están despedidos! ¡No los quiero volver a ver! – La pequeña chica se levanta bruscamente, haciendo que la silla se caiga, todas las personas se pararon y se fueron por la puerta principal mirando el piso.
La chica cayó al suelo llorando ¿Por qué le había tocado a ella? Solo quería ser normal ¿Tanto costaba?
-Mamá, papá los extraño. –Dice mientras sus ojos se cerraban poco a poco, dejando a la chica en el frio suelo de la casa.
La chica despertó en una casa, su antigua casa, estaba igual a como estaba antes, al entrar en la casa vio a su familia sonriéndole, ella se acercó a ellos con una sonrisa.
-Jamás se vuelvan a ir. –Dice la chica mientras lloraba de felicidad- No me vuelven a dejar sola.
- Jamás lo haría, mi pequeña Ángelo. –Sonriendo mi madre me abraza para luego separarse abruptamente.
Sentí unos fuertes golpes en la puerta, mi familia se miró.
-Cuídate Ángel. – dice mi padre.
Sentí a mi madre tirarme la mano para luego sacarme de ahí, luego de unos momentos de silencio los golpes pararon para luego se empezarán a escuchar disparos, mi madre me tomó la mano más fuerte para luego empezar a correr, llegamos al patio de la casa.
-Corre lo más lejos que puedas, sin mirar atrás. –Mi madre lucia nerviosa.
- ¿Mama que está pasando? -
- Siempre recuerda esto Ángelo. –Dice mi madre llorando- Eres la salvación, quiero que seas mi Ángel, mi Ángel de la muer…
No alcanzo a terminar cuando vi como una bala le atravesó la cabeza a mi madre, rápidamente miré como el cadáver de mi madre caía para atrás.
- ¡MAMA! –Grité lo más fuerte que pude llorando.
Me levante con la respiración entrecortada, mirando para todos lados. Sin poder evitarlo me puse a llorar. Cuando me tranquilice me acerque a la cocina, donde me hice un pequeño tajo en la mano, vi como la sangre salía de mi mano, me sentía asustada, pero a la vez era tranquilizante.
-Tienes razón madre, seré tu Ángel, el Ángel de la muerte y el inframundo. –Dije mientras sonreía, sentía una sensación rara, como si algo hubiera cambiado.
-Cumpliré tu deseo, desde ahora serás Dis Ángel, el ángel de la muerte y el inframundo- dijo una voz en mi cabeza, de la nada tuve mucho sueño, solo recuerdo ver una sombra para luego cerrar los ojos.
Cuando desperté mire donde estaba, una cabaña simple, una pequeña cocina una cama y un espejo, me acerque al espejo, sin poder evitarlo, me mire mi pelo castaño hasta los hombros ahora era blanco y me llegaba a la cintura, mis ojos eran negros con un punto blanco, mi ropa era un simple vestido blanco que terminaba en negro, me gustaba, me gire hacia la cocina y vi una nota junto con un hermoso arco blanco junto con un cuchillo negro. Tome la nota con curiosidad para luego leer en voz alta.
- “Supongo que si lees esto ya despertaste, bienvenida a tu nueva vida, Dis Ángel”. –Mira la nota mientras una sonrisa salía de mi boca, me acerque a la cocina y tome un chuchillo, lo tome con fuerza y me empecé a dibujar una calavera en mi frente, sentía el sabor metálico de la sangre en mi boca.
- Yo también me doy la bienvenida, Adiós Ángel. – Tome el arco y la daga para luego salir de a cabaña y cerrar la puerta. - Hola Dis.

Colabora con este wiki

Para escribir un artículo, ingresa el título en la caja de abajo.

¿No estás seguro por dónde comenzar?


Las imágenes y videos son una gran manera de atraer lectores a tu wiki. ¡No olvides colocar uno u otro!